Citas: (868)810-7373 extensión 600

La endometriosis es una enfermedad benigna que afecta a las mujeres durante su vida reproductiva.

Si el endometrio, que se sitúa fuera del útero, desarrolla incorrectamente, puede asentarse en cualquier lugar del abdomen. Puede provocar implantes (placas pequeñas), nódulos (placas grandes) y endometriomas (quistes en los ovarios).

La endometriosis es un proceso de evolución imprevisible. Algunas mujeres presentan pequeños implantes que no se modifican, mientras que en otras puede desarrollarse extensamente dentro de la pelvis. Es una enfermedad inflamatoria, lo que a su vez ocasiona adherencias entre órganos.

 

Cuales son los síntomas?
– Dismenorrea o dolor menstrual.  Se trata de dismenorrea secundaria, que aparece más tarde que la de los primeros meses de los ciclos menstruales, aumenta con el tiempo y se acompaña de otros síntomas típicos de la endometriosis. Ese dolor suele deberse a la formación de las prostaglandinas, que provocan fuertes contracciones uterinas.
– Dispareunia o dolor con las relaciones sexuales.  La penetración vaginal puede presionar alguna zona con afectación por endometriosis: ovarios, techo vaginal y ligamentos uterosacros.


Sangrado uterino anormal
Muchas mujeres con endometriosis no presentan alteraciones menstruales ni pérdidas entre reglas, pero se puede alterar el ciclo endometrial y generar pequeñas pérdidas extemporáneas.
Problemas reproductivos
En algunas mujeres la esterilidad o la infertilidad son el motivo de consulta que permite diagnosticar la endometriosis.
La endometriosis puede provocar infertilidad por:

Inflamación en el abdomen que impida la unión del óvulo y el espermatozoide.
Adherencias pélvicas que impidan el movimiento normal de las trompas e incluso las obstruyan.
Endometriosis en los ovarios que impida la normal ovulación y fabricar las hormonas sexuales.
Secreción de sustancias no habituales en el abdomen que entorpezcan el proceso normal de fertilidad.
Las mujeres con endometriosis presentan un riesgo mayor de aborto, que disminuye una vez corregida la enfermedad.

Cuáles son las causas?

A día de hoy, todavía se desconoce la causa que provoca la endometriosis.

Algunos especialistas defienden que una parte de la menstruación discurre por las trompas y cae en el abdomen en lugar de expulsarse hacia el exterior. Sin embargo, esto ocurre en muchas mujeres que no desarrollan endometriosis.

Otra de las causas puede ser un posible defecto de la inmunidad responsable de la limpieza de microbios y de células anormales en el abdomen. Las defensas son de menor calidad y ello impediría que reconociesen como extrañas las células endometriales (normalmente sólo dentro del útero) y les dejaran paso libre para su siembra en los órganos internos.

Por otro lado, hay familias con madre y varias hermanas afectadas de endometriosis, por lo que puede existir un componente hereditario.

 

Fertilidad después de la endometriosis

No siempre la endometriosis afecta a la fertilidad, por lo que la mujer puede quedar embarazada antes del tratamiento quirúrgico.

Sin embargo, si además de los síntomas, el motivo de la consulta es la esterilidad, no hay garantía absoluta de embarazo tras la cirugía.

Sí puede asegurarse que la posibilidad de quedar gestante, en ausencia de otros factores, aumenta notablemente justo tras la terapéutica médica y/o quirúrgica, por lo cual ésta siempre será aconsejable.

El embarazo ejerce un efecto protector sobre el desarrollo de futura endometriosis. Los ovarios se mantienen en reposo durante la gestación, sin secreción de hormonas femeninas. No obstante, nunca debe aconsejarse a una paciente que quede embarazada para controlar mejor su problema.

La endometriosis es una enfermedad de incidencia creciente. Las tasas de mejoría y de embarazo difieren según centros y son esos datos los que debien ofrecerse a la mujer.

Temas relacionados: