Citas: (868)810-7373 extensión 600

La osteoporosis es la descalsificacioón de los huesos.

Esta enfermedad aparece con mayor frecuencia en mujeres posmenpáusicas y en personas de la tercera edad de ambos sexos.
Los estudios efectuados sobre animales demostraron que las dietas pobres en calcio o altas en fósforo producen disminución generalizada de la masa ósea.

Por otro lado, es recomendable ingerir 800 mg de Calcio por día en mujeres de 25 a 45 años de edad, y se pueden requerir hasta 1200 mg./día entre los 10 y 25 años para lograr el pico de masa ósea. Estas cantidades se pueden alcanzar con dietas apropiadas, que permitirán prevenir la osteoporosis a través de una correcta alimentación.

Osteoporosis-una-enfermedad-silenciosa-1187306

Los factores de riesgo, conocidos también como factores decalcificantes, que existen y que se deben tener en cuenta porque no permiten la correcta asimilación o utilización del calcio en el organismo son:

El consumo de alcohol,
El consumo exagerado de proteínas,
Los suplementos de Zinc,
El ácido oxálico / ácido fítico,
Consumo exagerado de fibras,
Ingerir sal en exceso,
La cafeína,
El consumo de tabaco y
El sedentarismo.

preven-osteoporosis-comer--300x380

Las alternativas para un aporte apropiado de calcio en la dieta cotidiana y que por ello no implique un consumo de calorías y grasas en exceso son:

Lácteos descremados y sus derivados. Por ser descremados, su contenido graso (y por ende calórico) es menor, sin que por ello su dosis de calcio sea menor. Por lo general ocurre que su contenido de calcio es igual o mayor.

Los pescados (sardinas con su esqueleto), las frutas secas, las legumbres y el broccoli son fuentes importantes de calcio.

Agregar quesos descremados (blancos untables o quesos blandos) a ensaladas, vegetales al vapor, sopas, purés, emparedades, etc,

Utilizar leche descremada como medio de cocción de harinas de maíz, arroces, pescados al horno, salsas blancas, sopas, etc.
Las 10 sugerencias para prevenir la osteoporosis:

Ingerir suficiente calcio con una dieta balanceada
Ingerir suficiente vitamina D
No realizar “dietas de hambre”
Hacer ejercicio periodicamente
No fumar
Controlar la ingesta de cafeina, sal, proteínas y fósforo,
No ingerir fibras en exceso
Limitar el consumo de bebidas cola
Moderar el consumo de alcohol
Evitar medicamentos que disminuyan la masa ósea

Temas relacionados: