Citas: (868)810-7373 extensión 600

Si estás embarazada, debes rehuir más que nunca ciertos hábitos nocivos, que pueden interferir gravemente en el desarrollo de tu bebé. Fumar, beber alcohol o consumir mucha cafeína son algunos ejemplos. Durante el embarazo has de evitar, además, la exposición a fuentes de rayos x. Has de consultar con el médico antes de ingerir cualquier medicamento. Te recomendamos realizar ejercicio y cuidar la alimentación.

Hábitos saludables en el embarazo
Es necesario adoptar hábitos saludables en el embarazo
No todas las mujeres tienen que cambiar su estilo de vida durante el embarazo.

Si antes de quedarte embarazada llevabas una vida sana, no sólo los cambios que tendrás que hacer en tu vida serán mínimos; probablemente, también las molestias del embarazo serán menores.

Pero… ¿qué significa exactamente “una vida sana”? Para cualquier mujer, un estilo de vida saludable implica realizar algo de ejercicio físico, llevar una dieta equilibrada, no excederse con el café o el alcohol, no automedicarse…

Si estás embarazada, debes ser consciente de que tu estilo de vida influye directamente sobre el feto y determina la salud del futuro bebé.

Hay ciertos hábitos que, definitivamente, perjudican al feto y ponen en peligro su desarrollo.

No_Smoke_big1

Fumar en el embarazo: un riesgo añadido para el feto
Además de los riesgos que entraña el tabaquismo para la salud de cualquier persona, durante el embarazo existe un riesgo añadido para el desarrollo de tu futuro bebé.

La nicotina es especialmente nociva para el feto, pues obstaculiza la llegada de oxígeno a través de la placenta, impidiendo el desarrollo de tu hijo en la gestación. Está demostrado que fumar en el embarazo aumenta la probabilidad de aborto, de parto prematuro, de RCIU (retraso de crecimiento intrauterino) y de muerte súbita del lactante.

Si no te sientes capaz de dejar de fumar, puedes intentar reducir la cantidad de cigarrillos durante el embarazo, para evitar correr estos riesgo innecesarios. Aunque lo recomendable es que abandones este hábito.

El alcohol en el embarazo afecta a tu futuro bebé
Está demostrado que el abuso de alcohol durante el embarazo puede causar problemas físicos, mentales y de comportamiento en el futuro bebé, como nerviosismo, hiperactividad o problemas de atención. Además, durante la gestación aumenta el riesgo de sufrir un aborto.

Se sabe que las mujeres bebedoras pueden desarrollar lo que se conoce como Síndrome Alcohólico Fetal, que produce graves malformaciones en el feto. Por todo ello, lo mejor es evitar siempre el consumo de alcohol durante el embarazo.

?????????????????????????????????????????????????????????????????????????

¡Nunca te mediques sin consultar con el médico!

Durante el embarazo nunca debes automedicarte o tomar algún medicamento sin consultarlo con tu médico. El ginecólogo es quien debe aconsejarte si necesitas medicación o prescribirte las dosis adecuadas si presentas alguna molestia típica del embarazo

Algunos fármacos que se consiguen sin receta en la farmacia pueden ser muy perjudiciales para el desarrollo del bebé o causarle problemas graves de nacimiento. Por ello, consulta siempre con tu médico antes de tomar cualquier fármaco, por inocuo que pueda parecerte o acostumbrada que estés a su uso.

Evita los riesgos de las radiaciones en el embarazo

Ante todo, hay que distinguir entre radiaciones ionizantes y radiaciones no ionizantes. Las segundas, presentes en televisores en color y hornillos microondas, no entrañan ningún riesgo para el feto.

Las radiaciones ionizantes, como los rayos X, empleados para hacer radiografías, o para tratamientos contra el cáncer, pueden ser causa de malformaciones congénitas si se practican sobre la mujer embarazada.

Por ello, si estás embarazada y tienen que practicarte una radiografía, avisa al personal sanitario de tu estado para que adopten las medidas preventivas correspondientes.

Si consideras que en tu puesto de trabajo estás expuesta a fuentes de radiaciones ionizantes que pueden poner en peligro la salud de tu hijo, es probable que puedas acogerte a la prestación económica cuando hay riesgo para el embarazo.

descarga

Embarazo y drogas: ¡una relación imposible!
El consumo de drogas como marihuana o cocaína durante el embarazo, especialmente durante el primer trimestre, es muy perjudicial para el feto.

La marihuana tiene efectos similares a los del tabaco durante el embarazo: impide que el feto, en pleno desarrollo, reciba la cantidad necesaria de oxígeno.

El consumo de cocaína es muy peligroso durante el embarazo, puede que más que el de ninguna otra sustancia. El riesgo de aborto y de parto prematuro aumenta considerablemente.

Infecciones infantiles durante el embarazo

Infecciones víricas como la varicela, la rubéola o las paperas, asociadas a la infancia, pueden contraerse durante la edad adulta.

Si estás embarazada y ya has pasado estas enfermedades en la niñez, no tienes que preocuparte de nada, pues tu organismo ha desarrollado los anticuerpos que te protegen contra ellas. Sin embargo, si no has pasado alguna de estas enfermedades, tienes que tener en cuenta los riesgos que entrañan para la salud del feto.

La varicela puede originar la muerte del feto o malformaciones graves en el bebé, sobre todo si se contrae durante los primeros meses de embarazo. Los riesgos de contraer la rubéola durante el embarazo son igualmente graves, y van disminuyendo conforme avanza la gestación, sin llegar a desaparecer. La rubéola en el embarazo puede ser causa de ceguera, sordera y problemas de corazón en el futuro bebé.

descarga (1)

Cafeína durante el embarazo: ¡cuánta menos, mejor!
Es probable que, en algún momento de tu embarazo, sientas el cansancio típico de la embarazada. Especialmente durante el primer y el tercer trimestre de gestación, casi todas las mujeres experimentan esta sensación.

Sin embargo, no es buena idea que aumentes las ingestas de café para lidiar con el cansancio del embarazo. El café, así como las bebidas isotónicas o el té, son estimulantes que bloquean la absorción de hierro, produciendo anemia en la embarazada.

La anemia puede ser causa de aborto si se padece durante el embarazo. Por ello, te recomendamos que limites tus dosis de café o té, e intentes descansar todo lo posible mientras te acostumbras a los cambios hormonales de tu embarazo, que son la causa de que te sientas tan cansada.

¡Ejercicio para vencer el cansancio del embarazo!
Si antes de quedarte embarazada practicabas algún deporte, puedes seguir haciéndolo adoptando las precauciones convenientes: no realizar movimientos violentos, no forzar tus posibilidades, evitar los golpes en el vientre…

Si llevabas un estilo de vida más bien sedentario antes de quedarte embarazada, conviene que reserves un rato cada día para realizar ejercicio moderado: nadar o caminar son ejercicios excelentes para mantener el tono físico y favorecer el óptimo desarrollo del embarazo.

images

La toxoplasmosis en el embarazo: ¿Cómo prevenirla?
Cualquier persona puede contraer la enfermedad de la toxoplasmosis sin presentar ningún síntoma. El riesgo de contraer toxoplasmosis durante el embarazo es mayor durante el tercer trimestre, aunque las consecuencias de la infección son más graves si se contrae durante el primer trimestre.

Si ya has padecido toxoplasmosis, no tienes de qué preocuparte, pues tu organismo ha desarrollado los anticuerpos necesarios. Si nunca has padecido esta enfermedad, contraerla durante el embarazo pone en peligro la salud de tu bebé.

—  Consejos para prevenir el contagio por toxoplasmosis:

Cuece bien la carne.
Si tienes uno o varios gatos, dales sólo comida enlatada y cambia sus heces diariamente, con guantes.
Lávate las manos con agua y jabón siempre después de haber estado en contacto con tierra, gatos, carne y hortalizas crudas.

Enfermedades de Transmisión Sexual y embarazo
Lo más importante, en caso de contraer una enfermedad de transmisión sexual durante el embarazo, es la detección inmediata que permita el control adecuado de la misma por el ginecólogo.

Hoy en día, los ginecólogos acostumbran a pedir un análisis de sangre a todas las embarazadas en su primera consulta, que permita descartar o tratar este tipo de enfermedades desde el principio.

images (1)

Exposición a sustancias nocivas en el embarazo
La exposición a determinadas sustancias (desechos tóxicos, metales pesados como el plomo y el mercurio o sustancias químicas utilizadas en fabricación y otras industrias), puede ser muy perjudicial durante el embarazo e impedir el correcto desarrollo del feto.

Las mujeres cuyo puesto de trabajo ponga en riesgo la salud de su embarazo, tienen derecho a determinadas ayudas y a exigir, de manera temporal, el cambio a otro puesto que no perjudique su salud ni la de su futuro bebé.

SIDA y embarazo
Si una embarazada es portadora del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), lo más probable es que su bebé se contagie a través de la placenta, durante el parto o mediante la leche materna, sin que nadie lo pueda evitar.

Sin embargo, no todos los niños desarrollan el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) en sus primeros años. Cada vez es más fácil llevar un control adecuado de esta enfermedad mediante medicación.

descarga (2)

Temas relacionados: