Citas: (868)810-7373 extensión 600

Dispareunia es el dolor al tener sexo en la mujer. Puede tener muchas causas. Es importante hablar con su médico si usted tiene este problema puesto que existen tratamientos efectivos para muchas de sus causas.

¿Cuáles son algunas de las causas de la dispareunia?

Cualquier parte de los genitales puede causar dolor durante el sexo, Algunas condiciones afectan la piel alrededor de la vagina. Algunas mujeres tienen una infección vaginal o infecciones vaginales por levaduras, pero a veces la causa es desconocida. El dolor por causa de estas condiciones usualmente se siente cuando se introduce un tampón o el pene dentro de la vagina. Algunas veces, inclusive sentarse o usar pantalones puede causar malestar.

El vaginismo es un espasmo de los músculos alrededor de la vagina. En algunas mujeres, el dolor de los espasmos es tan severo que la penetración del pene es imposible. La resequedad vaginal también puede ocasionar dolor durante el sexo. Esta resequedad puede ser causada por la menopausia y cambios en los niveles de estrógeno, o por dificultad para excitarse.

1942491_n_vir1

Algunas veces el dolor ocurre cuando el pene está dentro de la vagina. Las mujeres relatan que sienten “como que algo está siendo golpeado por dentro” El útero puede doler si hay crecimientos fibroideos, si el útero está ladeado o si el útero se ha prolapsado (caído) dentro de la vagina. Ciertas condiciones o infecciones de los ovarios también pueden causar dolor especialmente en ciertas posiciones sexuales. Cirugías pasadas pueden dejar tejido cicatrizal que puede causar dolor. Puesto que la vejiga y los intestinos están cerca de la vagina éstos también pueden doler durante el sexo.

Sabemos que la mente y el cuerpo trabajan juntas. Esto se ve en los problemas sexuales. Con frecuencia el dolor que causó el problema por primera vez puede desaparecer pero usted puede haber aprendido a esperar el dolor. Esto puede ocasionar problemas adicionales pues usted puede estar tensa o puede ser incapaz de excitarse. El problema entonces puede convertirse en un ciclo y usted puede estar atrapada en medio de este.
Actitudes negativas acerca del sexo, información incorrecta acerca del sexo y acerca de las funciones del cuerpo de la mujer con frecuencia están asociadas con algunos tipos de dolor. ¿El dolor durante el sexo está solo en su cabeza? ¡No! Pero es importante hablar acerca de los sentimientos y de las dificultades con su pareja y con su doctora.

Dispareunia

¿Cómo puede mi ginecóloga saber qué es lo que me está causando dolor?

Su doctora le puede pedir que describa el dolor, cuándo comenzó y los problemas asociados con éste; puede pedirle que describa qué ha tratado de hacer acerca de esto en el pasado. Por ejemplo, ¿le duele cada vez que trata de tener sexo? ¿Existen problemas asociados con el sexo? Estas son algunas de las preguntas que su ginecóloga necesitará discutir con usted. Su doctora puede querer examinarle los genitales.

¿Cómo va a ser el examen?

Durante el examen su médico puede colocarle un aplicador con punta de algodón en el área para ver si le duele en el área alrededor de la vagina. Se hace un examen suave de la vagina y de el cérvix con espéculo similar al que se hace para un examen de Papanicolau. Para algunas mujeres esta parte del examen puede resultar dolorosa. Su doctora puede usar un espéculo más pequeño que lo normal (tamaño pediátrico) para disminuir el malestar. O puede posponer el examen hasta que el dolor esté más bajo control.
Es importante hablar con su ginecóloga antes del examen de modo que usted sepa que puede parar el examen si le causa demasiado dolor. Hable sobre esto con su doctora con anterioridad. A muchas mujeres les resulta útil sostener un espejo durante el examen para ver la apariencia de sus estructuras genitales.
Durante la parte final del examen su gineóloga le palpará el útero y los ovarios con una mano sobre el abdomen y un dedo dentro de su vagina. Esto es similar a los exámenes que se realizan durante un examen pélvico.

tacto

¿Voy a necesitar que me hagan pruebas?

Si sus síntomas y el examen sugieren una infección, usted puede necesitar que le hagan pruebas para determinar la presencia de bacterias o levaduras. Si no hay infección, su médico le puede hacer otras pruebas tales como un examen de orina o un sonograma pérlvico.

Temas relacionados: