Citas: (868)810-7373 extensión 600

Los quistes ováricos son sacos llenos de fluido que se desarrollan en los ovarios, los órganos reproductivos femeninos que producen óvulos. Las mujeres pueden desarrollar quistes ováricos como parte normal desu ciclo menstrual mientras los ovarios preparan óvulos para ser liberados en las trompas de Falopio. Si bien muchos de estos quistes son completamente benignos (no son nocivos para la salud), algunos quistes ováricos pueden ser malignos, lo que significa que representan un peligro para la salud.

Tipos de Quistes Ováricos

Los quistes ováricos se pueden desarrollar por un número de razones y oscilan desde ser completamente inofensivos hasta poner en peligro la vida. A continuación se presenta un esbozo de los diferentes tipos de quistes ováricos:

cystadenomas: son los quistes que se desarrollan fuera del ovario, causando dolor si son particularmente grandes

quistes dermoides: quistes que también pueden desarrollar cabello, dientes y una variedad de otros tejidos, causando dolor si son particularmente grandes

quistes funcionales: quistes llenos de óvulos que se desarrollan durante la menstruación y desaparecen una vez que los óvulos son liberados

endometriomas: quistes que crecen dentro o fuera del útero, causando dolor si son particularmente grandes

ovarios poliquísticos: quistes llenos de óvulos que no son liberados y, que en cambio, siguen creciendo.

shutterstock_103555925-380x317

Síntomas de los Quistes Ováricos

El tipo de quiste ovárico que usted tenga determinará los síntomas de los que usted padecerá. Sin embargo, algunos casos de quistes ováricos son asintomáticos, lo que significa que los quistes existen sin causar síntomas notorios. En general, los siguientes son síntomas comúnes asociados con la presencia de quistes ováricos:

espalda adolorida (en especial la espalda baja) y la parte superior de las piernas

sensibilidad en los senos

ciclos menstruales irregulares

náusea y/o vómito

relaciones sexuales dolorosas

presión y/o dolor en el abdomen

presión y/o dolor en la vejiga y/o recto

problemas al orinar

aumento de peso.

Tenga en cuenta que los síntomas de quiste ovárico arriba mencionados son bastante genéricos y que también pueden asociarse a la presencia de otras condiciones, como la endometriosis, el embarazo ectópico, ó la enfermedad inflamatoria pélvica. Como resultado, la consulta con su ginecóloga es importante para obtener un diagnóstico oficial de quistes ováricos.

En casos más serios cuándo los quistes ováricos son particularmente dañinos para su salud, los síntomas incluyen:

vértigo o mareo

fatiga

fiebre

dolor abdominal severo

falta de aliento y/o respiración rápida

vómito.

Si usted comienza a experimentar alguno de estos síntomas, busque atención médica inmediata.

0

Diagnóstico de Quistes de Ovario

Debido a que los quistes ováricos causan, si acaso, síntomas genéricos, la mayoría de los casos de quistes de ovario son diagnosticados durante la prueba anual de Papanicolau de la mujer. En esta revisión de rutina, un ginecólogo palpa los ovarios para detectar si existe alguna inflamación.

Si nota alguna inflamación, es posible que solicite que se practique una ecografía. La ecografía señala la forma, el tamaño y la ubicación del quiste ovárico. Del mismo modo, la ecografía puede poner de relieve si el quiste es sólido, lleno de líquido o compuesto por alguna mezcla de ambos.

Una vez que el quiste se ha localizado, los médicos realizan pruebas de sangre rutinarias para evaluar si el quiste es o no canceroso. Si los resultados de las pruebas presentan cantidades anormalmente altas de la proteína CA-125, es probable que la mujer se encuentre en alguna fase de cáncer ovárico.

Si se detecta temprano, las opciones de tratamiento de cáncer ovárico (como quimioterapia, radiación y cirugía) son más efectivas. Como resultado, hacerse revisiones ginecológicas regularmente es extremadamente importante para una detección temprana y recibir el tratamiento oportuno que pueda salvar su vida.

Temas relacionados: